Nuestra visita a La Casa de los Murmullos.

Adriana con nuestro anfitrión en La Casa de los Murmullos: el chef Patrick Cros.

Por: Delicioso Momento.
Una rapidísima historia.
Se acerca el final de la tarde y hemos disfrutado del centro del hermoso Campeche. Usualmente uno relaciona Campeche con deliciosa gastronomía típica, herencia híbrida de la cocina maya, española y antillana debido a que durante siglos, éste puerto fue un enclave muy importante de la corona española, donde llegaban toda clase de productos (incluidos esclavos), lo que combinó los gustos de todas éstas culturas para crear una cocina única en el país.

La Casa.
Uno de los comedores disponibles en La Casa de los Murmullos.
Llegamos al número 167 de la calle 10B donde nos encontramos con la fachada de una casa construida a finales del siglo XVII. Nos abre la puerta y nos recibe con una amplia sonrisa el chef Patrick Cros, dueño del lugar que ha sido elogiado por publicaciones especializadas en gastronomía de México y el mundo como una de las mejores experiencias culinarias en el país.
Si deseas una cena romántica, la casa también tiene acogedores espacios para dos solamente.
La casa es realmente la residencia del chef Cros, está decorada y acondicionada con diferentes ambientes para deleitarse con sus creaciones mientras disfrutas de música de piano en vivo. Sin embargo, la casa no está abierta al público, es necesario reservar con anticipación para que el chef te envíe los menús de temporada, que son elaborados con productos locales y técnicas del viejo continente. Sin embargo, los puedes modificar o cambiar de acuerdo a tus gustos.
Lo platillos son elaborados con productos locales y técnicas del viejo continente (Foto cortesía La Casa de los Murmullos).
Una vez que tú y tus acompañantes llegan a cenar, la casa será exclusivamente para ustedes, la iluminación estará a cargo de hasta 250 velas, tendrás flores frescas complementando la decoración, contarás con música en vivo de piano y el chef te atenderá en persona y estará presente explicando cada platillo. En sus propias palabras: "Hasta donde sé, éste concepto de restaurante privado es único en México, cuando cenas en La Casa de los Murmullos, es como una cena entre amigos".
No solo los platillos son cuidadosamente elaborados, la atmósfera también es muy importante. Foto cortesía La Casa de los Murmullos.
Algunos datos interesantes.
De trato amable, el chef no solo prueba ser un virtuoso de la cocina, también es un excelente anfitrión.


"Cada persona involucrada en La Casa de los Murmullos debe amar lo que hace, ya que el ingrediente secreto del restaurante es el amor."
Nos acomodamos en una cuidada sala donde el chef y su esposo Francisco Castilla, nos comparten parte de su visión y la filosofía bajo la que opera La Casa de los Murmullos:
  • Nacido y educado en Francia, tiene más de 25 años viviendo en México.
  • El chef trabajaba originalmente en Cancún, pero en un viaje a Campeche, quedó instantáneamente enamorado de la ciudad, por lo que decidió mudarse aquí y fundar su restaurante.
  • Por su tranquila atmósfera privada, su clientela regular incluye a famosos, políticos y empresarios.
  • Si deseas cocina regional, el chef invita a cocineras tradicionales para que preparen los platillos y se les remunera como las chefs que son.
  • Preparar un evento le puede tomar hasta 20 horas previas de trabajo.
  • Él prefiere atender personalmente a sus comensales, no utiliza meseros.
  • Es "solucionólogo" cuando surge algún problema o algún cliente le ha dado el reto de crear algo, inmediatamente piensa como enfrentar y solucionar el problema.
  • Cada persona involucrada en La Casa de los Murmullos debe amar lo que hace, ya que el ingrediente secreto del restaurante es el amor.
Foto cortesía La Casa de los Murmullos.
A pesar de que en Cancún tuvimos la oportunidad de degustar sus maravillosas creaciones, solo tuvimos la oportunidad de tratar al chef muy brevemente, sin embargo, ésta visita a su casa nos dejó la sensación de haber visitado a amigos de toda la vida, no solo por el ambiente positivo y la armonía que se siente, sino por la cordialidad y sencillez de sus anfitriones.

Agradecemos al chef y a su esposo el habernos recibido y el compartir sus pensamientos con nosotros, pero sobre todo nos alegra mucho que haya escogido a Campeche como su lugar de residencia porque ahora que lo hemos visitado, entendemos perfectamente porque se enamoró instantáneamente de tan hermoso lugar, lleno de historia, cultura y sobre todo, personas tan cálidas. 🐾

Puedes visitar la página de La Casa de los Murmullos en Facebook:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario