De roadtrip por Baja California Sur.

Carretera a Loreto, 2017.
Un viaje en el tiempo.
Éste viaje comienza en Los Cabos, Baja California Sur. pero no solo es el lugar lo importante, sino el cuando: es el año 2002, Adriana y yo estamos recién casados y nos acabamos de mudar a un pequeño departamento cerca del aeropuerto de San José del Cabo.

En aquella época, Los Cabos no contaba con muchos centros comerciales como ahora y los pocos supermercados eran pequeños, caros y poco surtidos. Así que, en parte por economía y en mucho por la sed de aventura, se nos ocurrió hacer la despensa cada mes en La Paz, 190 kilómetros al norte. Obviamente no sabíamos que dicha sed de aventura pronto iba a ser saciada completamente.

No teníamos muchas cosas pero entre ellas, eramos los orgullosos poseedores de un Toyota Tercel 1988 de origen estadounidense. Aunque está a 1500 kilómetros de Estados Unidos, toda la península de Baja California es considerada zona fronteriza y es posible comprar y vender vehículos "legalizados" a precios accesibles, debido al mucho uso y/o por el modelo (algunos muy antiguos como el nuestro).
Playa Requesón. 2002.
La gran aventura. La idea era sencilla: levantarse temprano, desayunar y recorrer las dos horas de carretera que nos separaban de La Paz para hacer todo el día las compras de la despensa. Cumplimos la primera parte, pero durante el trayecto de ida, la transmisión del auto empezó a hacer un ruido raro. Llegamos a La Paz buscando un mecánico, pero por ser automático, nadie lo quería arreglar. En aquella época no existía la moderna carretera de 4 carriles que actualmente conecta La Paz con San Lucas, así que decidimos regresarnos con luz de día a Los Cabos para evitar el quedarnos tirados sobre aquella carretera de dos carriles en la oscuridad de la noche.

"...se empezaron a escuchar piezas sueltas que hacían sonar como matraca a nuestra carcacha." 😟
Saliendo de La Paz los ruidos aumentaron y se empezaron a escuchar piezas sueltas que hacían sonar como matraca a nuestra carcacha 😟. Como es natural, Adriana y yo íbamos muy tensos por la preocupación de lo que le estaba pasando al auto y por no saber hasta donde llegaría. Afortunadamente el carrito alcanzó a llegar a Todos Santos donde murió la transmisión. El resto del camino lo hizo con grúa, lo arreglaron meses después y lo vendimos inmediatamente. Fue ciertamente una experiencia muy estresante pero aprendimos mucho.
Adriana frente a "Platón", 2002.
Por supuesto que lo sucedido no nos iba a quitar el gusto de andar de patas de gato, así que gracias a los ahorros que teníamos, pudimos comprar en la agencia Nissan un Tsuru 2002 "austero pero nuevecito", que se convertiría en nuestro compañero de aventuras por muchos años. En la familia tenemos la costumbre de nombrar los autos (porque uno tiende a cuidar más las cosas con nombre 😉). Llamamos a nuestro fiel corcel Platón por su color gris plata y en honor al filósofo griego.

Desde aquella época recorrimos la península de punta a punta y más tarde, la vida nos trajo a vivir a Cancún (cuyo recorrido de 11 mil kilómetros lo hicimos en el noble Platón). Pero a pesar de la distancia y el tiempo, siempre quisimos volver a hacer aquellos recorridos que fueron en cierta manera nuestra luna de miel por lo que los recordábamos con mucho cariño. Finalmente pudimos volver a Baja California Sur en un plan diferente: con más experiencia, más conocimientos viajeros y nuevas tecnologías.
Mapa de nuestro roadtrip por Baja California Sur en 2017.
Back to the Future.
Los Cabos. Arribamos al aeropuerto de uno de los destinos más famosos de la península, donde ya habíamos rentado un auto desde internet. El reservar un auto siempre es motivo de estrés para nosotros, ya que no solo vamos a ser responsables del mismo, si no que uno nunca sabe cuanto va a costar en realidad la renta, porque cuando haces la reservación puede aparecer un precio muy razonable, pero a la hora de pagar "el seguro obligatorio", el mismo se puede disparar considerablemente. Sin embargo, por nuestra experiencia previa de las dificultades de movilización en la Baja y la libertad que necesitamos por las fotos y el video, decidimos rentar auto.

Sin embargo, si no deseas o no puedes manejar, existe una compañía de autobuses que conecta todo el estado llamada El Águila. Nosotros nunca lo hemos utilizado y no te sabríamos decir el precio o calidad del servicio, pero te dejamos el enlace si deseas averiguar más al respecto.
El famoso arco de Los Cabos es uno de los imperdibles en éste lugar.
Los Cabos está conformado por dos poblaciones: San José del Cabo y Cabo San Lucas, unidas por una carretera gratuita de dos carriles que los locales llaman "El Corredor" y donde se encuentran algunos de los hoteles más lujosos y exclusivos, no solo de México, sino del mundo. Son famosos porque aquí se refugian algunas estrellas de Hollywood por la estricta política de dichos lugares de no molestar a sus huéspedes y ser muy atentos con ellos. También del lado del aeropuerto de San José hay una carretera de cuota que te lleva directo a San Lucas.
Los Cabos son dos poblaciones interconectadas por dos carreteras.
Aunque Los Cabos es un lugar seguro, siempre es buena idea reservar hoteles con estacionamiento, porque mientras traes el auto, aunque sea rentado, es tu responsabilidad y a menos que hayas comprado el seguro de cobertura total (que cuesta casi lo que un coche nuevo 😨), es mejor que en la noche se quede lo más protegido posible.
Letrero monumental en la marina de San Lucas.
Si tu hotel está cerca de lo que te interesa, lo mejor es caminar y dejar el auto donde te hospedas. No solo por protegerlo, sino para ahorrar gasolina que no está incluida con la renta, además que podrás detenerte en cualquier momento y lugar que te llame la atención sin estorbar el tráfico. Si tu hotel no está cerca, puedes estacionarte en un lugar cercano a los atractivos (cuidando de no dejarlo en lugares prohibidos) y a partir de ahí caminar a los lugares que te interesa conocer.

Quizá te interese: Como planear mejor tus viajes.

A continuación te dejamos un video con 8 cosas que no debes perderte en Los Cabos. En todos te va a ayudar traer auto, en especial en el corredor porque así tú podrás establecer el tiempo que quieras en la playa y no dependerás del transporte público para cuando quieras regresar a tu hotel.


La Paz y Todos Santos.
Tomamos la autopista gratis que conecta San Lucas con la capital del estado: La Paz. La misma está llena de paisajes hermosos y sorpresivas vistas hacia el Océano Pacífico donde a lo lejos, si tienes suerte, podrás observar en invierno a alguna ballena brincando sobre las olas. Ten cuidado de no distraerte mucho si eres el que va manejando porque andando de turista, es fácil que éste bello paisaje te haga desviar la vista. Si observas algo que te llame la atención o deseas tomar fotos, mejor oríllate, en especial durante los espectaculares amaneceres o atardeceres californianos. Esa es una de las grandes ventajas de traer coche, que tu decides donde parar y por cuanto tiempo.
Típica puesta de sol sudcaliforniana.
Todos Santos.
A una hora al norte de San Lucas se encuentra la salida que te llevará a éste pueblo mágico que vale la pena conocer. El mismo es un lugar conocido como refugio de artistas y artesanos de varias partes de México y el mundo. Aquí es conveniente estacionar el auto bajo alguna sombra (para que esté fresco cuando regreses) y recorrer a pie la calle principal donde encontrarás entre otras cosas, muchas galerías de arte, puestos de artesanía, la Misión de Santa Rosa de Todos Santos, la pequeña pero bella Plaza de Todos Santos y sobre todo, el hotel -que dicen- fue donde se inspiró el grupo "The Eagles" para componer su éxito de 1976 "Hotel California" 😍. Aunque no haya confirmación que así sea, vale la pena entrar a conocerlo ya que exhibe bellas piezas de arte y tiene un agradable restaurante.
Interior del Hotel California.
#RoadTip: ya que llevas auto, ten en cuenta que en cualquier ciudad que visites del estado, NO te puedes estacionar junto a las banquetas que están pintadas de rojo, de lo contrario, cuando llegues tendrás una multa y seguramente el agente de tránsito se habrá llevado tu placa trasera o en el peor de los casos, será remolcado por la grúa 😱.
Una de las calles de Todos Santos. Observa las banquetas pintadas de rojo.
La Paz. Capital del estado, es una pequeña ciudad ideal para aquellos que aman la tranquilidad, observación ¡y la fotografía! principalmente debido al cielo del desierto, la luz es perfecta a todas horas del día (y de la noche como veremos más adelante). Su bello malecón que ha sido remodelado recientemente, está orientado para observar los atardeceres más espectaculares que hemos visto ¡en el mundo! A continuación te compartimos el video que hicimos con algunos de los puntos que no te puedes perder aquí:
Además de los puntos mencionados en el video, cerca del Muelle Fiscal en la calle del malecón, no te debes de perder los helados de La Fuente, que además de que son preparados de manera tradicional, la galleta con la que hacen los barquillos, también está hecha en casa. De los mejores que hemos probado en nuestros viajes.
Adriana degustando y aprobando los helados de La Fuente.
Camino a la naturaleza.
Definitivamente, los puntos más turísticos y conocidos de Baja California Sur son Los Cabos, La Paz y Loreto que cuentan con infraestructura turística de nivel mundial, sin embargo, venir a la Baja y no involucrarse con la naturaleza, es perderse de lo mejor que tiene que ofrecer éste bello lugar.
El camino desde La Paz, hacia Puerto San Carlos.
#RoadTip: La baja es un estado poco poblado y las gasolineras puedes estar bastante lejanas unas de otras, así que procura viajar con el tanque lleno para evitar inconvenientes a cientos de kilómetros del próximo centro de servicio.

Es cierto que todo el recorrido ha sido en el desierto, pero ahora nos dirigiremos a un lugar bastante más rústico, aislado, pero absolutamente indispensable para aquellos que amamos la naturaleza es su forma más salvaje y sin tanta intervención humana, así que tomamos la carretera federal 1 hacia Puerto San Carlos.
Literalmente la estrella del espectáculo en Baja California es su cielo a cualquier hora.
Aquí la mayor parte de la carretera es solo de dos carriles, hay circulación de camiones, algunas curvas pueden ser peligrosas y en cualquier momento puede aparecer una vaca o un burro atravesado en el camino, así que ten cuidado extra a partir de aquí. Sin embargo, es uno de los tramos más aislados de nuestra ruta, lo que significa que si viajas de noche, habrá menos contaminación lumínica, así que si te detienes después de haberte alejado de La Paz y apagas todas tus luces, verás un cielo tan limpio y estrellado que hoy en día es difícil de encontrar en otras partes de México y el mundo 😍.
La poca contaminación lumínica y lo despejado del desierto, crean unos cielos asombrosos.
Al acercarte a Ciudad Constitución, te darás cuenta del milagro que han obrado los agricultores del estado y como han convertido el amplio desierto en zonas de cultivo. Es en ésta ciudad que encontrarás la desviación hacia San Carlos, una carretera que aunque se siente muy solitaria, nosotros la hemos recorrido de noche sin ningún incidente que reportar, más que una espesa neblina que le añadió más emoción al recorrido.
San Carlos es un pequeño pueblo que vive de la pesca y el turismo.
San Carlos. Éste pequeño poblado vive principalmente de la pesca y el turismo, en especial en invierno que es cuando se produce en bahía Magdalena uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza, la migración de ballenas que utilizan sus tranquilas aguas para parir, alimentar y preparar a sus crías para las largas migraciones hasta el mar Ártico que las hacen famosas. Te compartimos nuestro video con recomendaciones en San Carlos:
Durante la temporada de ballenas, muchos lancheros te ofrecerán tours para ir a ver a éstos magníficos cetáceos. Te sugerimos que preguntes con varios que te incluyen y cuanto cuesta por persona porque algunos te pueden llevar por el mismo precio -además de ver a las ballenas- el conocer las dunas de bahía Magdalena que vale mucho la pena visitar.
Amanecer en Puerto San Carlos, antes de ir a observar ballenas.
Por ser puerto pesquero, no te pierdas comer los deliciosos mariscos que sirven aquí, acompañados de ensaladas y salsas hechas en casa. En aquella ocasión desayunamos y comimos en Tortas Lore, en la esquina de las calles de Puerto México y Puerto La Paz. Lugar muy recomendable con las 3 B (Bueno, Bonito y Barato).

Paisajes espectaculares.
Después de la inolvidable experiencia en San Carlos, nos dirigimos a uno de los puntos más turísticos de Baja California Sur: Loreto, a solo 200 kilómetros al noreste, cuyo recorrido debería tomarnos -según el GPS- solo 2 horas y media, pero que en nuestro caso tomará de una a dos horas más por una buena razón: la fotografía.
Al principio plana y muy recta, la carretera nos lleva de regreso a Ciudad Constitución, de ahí continuamos hacia Ciudad Insurgentes, donde podemos apreciar los interminables campos de cultivo que mencionamos antes y después un largo tramo sin curvas de desierto flanqueado por sahuaros gigantes y arbustos secos. Sin embargo, un anuncio en la carretera nos indica que nos aproximamos a una pendiente inclinada, aquí es donde la carretera en si, se vuelve más espectacular.
No te pierdas el recorrer con calma la bajada a Loreto.
En ésta parte te recomendamos mucho que la hagas de día y con calma por dos razones: los espectaculares paisajes que harán que te quieras detener cada kilómetro para tomar fotos o admirar el paisaje y debido a las curvas que más vale tomar con precaución, ya que irás bordeando profundos precipicios rocosos a los que hay que tenerles respeto.
En éste tramo podrás admirar la sierra de la Giganta en todo su esplendor.
Sahuaros gigantes, montañas, un intenso mar y cielo azul se combinan en Baja California Sur.
Loreto. Éste pintoresco y cuidado pueblito es una parada obligatoria para cualquier visitante que quiera deleitarse la pupila y el paladar. Su actividad principal es el turismo y su ambiente bohemio, invita a relajarse, tomar un café o una copa en los muchos pequeños restaurantes que hay por todo el centro. Una vez llegando a Loreto, no necesitarás mucho el auto, ya que todo el centro y el malecón se pueden recorrer caminando.

En éste lugar disfrutamos varias comidas en el Café Olé, donde encontramos las 3 Bs nuevamente. Te compartimos nuestro video con algunas sugerencias para conocer aquí:
Las playas más hermosas.
La parte final de nuestro recorrido nos lleva a lugares poco conocidos para el turismo masivo que visita Baja California Sur, pero que debe visitar cualquier viajero pata de gato.
Recorrido entre Loreto y Santa Rosalía.
Nuevamente te recomendamos hacer ésta parte de día, y si puedes salir temprano de Loreto, verás que no te vas a arrepentir. A pesar de que no es mucha la distancia entre éstas dos poblaciones, hay dos cosas en éste camino que no te debes perder:

Playas.
Playa "El Requesón".
No olvides tu traje de baño si gustas de meterte al agua, porque una vez que llegues a bahía Concepción, encontrarás letreros de playas con curiosos nombres: Requesón, El Burro, Santispac... en serio, así se llaman 😁. Sin embargo, la belleza que verás aquí es difícil de encontrar en otros lados.
Éstas playas son un deleite para los que amamos contemplar la naturaleza.
Un dato curioso es que estas hermosas playas mexicanas son más conocidas por turistas extranjeros que vienen en sus casas móviles y se quedan hasta por meses disfrutando de la tranquilidad y el paisaje que brinda la naturaleza aquí.
Playa Santispac.
Por estar dentro de bahía, el oleaje es prácticamente nulo en cualquiera de éstas playas, así que tanto chicos y grandes podrán disfrutarlas por igual.

Mulegé. Si alguna vez has escuchado la frase "oasis en el desierto", ese es Mulegé, una pequeña población asentada a la orilla de uno de los pocos ríos permanentes que tiene la península.
El paisaje cambia abruptamente al llegar a Mulegé. (Foto: Tomás Castelazo).
Ubicada entre colinas, el paisaje cambia abruptamente de desierto a una abundante vegetación con palmas datileras, donde podrás conocer su histórica misión y saborear deliciosos platillos del mar preparados al estilo regional. Cuando vivíamos en Los Cabos, hicimos escala para comer en el restaurante Los Equipales en la calle Moctezuma por su buen sabor y precio. Ésta vez regresamos, y no nos decepcionó. 😋

Como si se detuviera el tiempo.
Muelle de Santa Rosalía.
Al final de nuestro recorrido, llegamos a Santa Rosalía. Un bello pueblo que fue fundado a partir de las ricas minas de cobre que fueron halladas aquí. A pesar de no tener bosques, se trajo madera para construirlo al más puro estilo francés y en la actualidad podemos admirar las hermosas casas que se hicieron para los dueños y administradores de las minas.
Todavía se puede apreciar el diseño original de Santa Rosalía.
Sin embargo, años de abandono han dejado en ruinas muchas de sus construcciones, pero eso no le ha restado belleza y han convertido muchos rincones de éste lugar en bellos jardines escultóricos abstractos, en especial su muelle.
Pero ésto no quiere decir que sea un pueblo fantasma. Santa Rosalía está muy vivo y rebosa de energía. Así que no dejes de conocer también su plaza principal, la iglesia de Santa Bárbara, el museo de la compañía El Boleo y la panadería del mismo nombre. 😋
Vale la pena hospedarse al menos una noche en el hotel Francés.
Mención aparte merece el hotel Francés, ubicado en la cima de la colina. El mismo conserva todo el estilo y la gloria original de Santa Rosalía. Su construcción en madera y la decoración francesa, te transportan al viejo oeste o a un camarote en el Titanic y pareciera que en sus pasillos podría salir algún huésped del siglo XIX. Así que es 100% recomendable hospedarse al menos una noche aquí.
Interior del Hotel Francés.
El único pequeño inconveniente es que sus comunicaciones también son del pasado y para reservar tienes que llamar por teléfono y depositar a una cuenta de banco para pagar la habitación. Te dejamos el teléfono de contacto: +52 615 152 2052.

En resumen, si eres amante de la naturaleza, la fotografía y los lugares poco conocidos por el turismo masivo, no dejes de incluir la península de Baja California en tu "bucketlist".

Si te gustaron estas recomendaciones, tú nos puedes ayudar compartiéndolas con tus familiares y amigos. El estado y México también te lo agradecerán ¡Buen camino viajeros pata de gato! 😺
Volver a las guías de viaje en México.

¡Visita nuestro canal de YouTube!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario