Rebanadas con mantequilla.

Les traemos otro de los clásicos de la panadería mexicana. Éste suave pan está untado por una deliciosa combinación de mantequilla y azúcar glass que lo hacen ideal compañero de un buen café, leche o chocolate.

Preparación.
  • Para éste tipo de pan, usaremos la masa de bizcocho que utilizamos para elaborar la rosca de reyes sin la ralladura de naranja y le reduje 20 gr de azúcar a la receta. Puedes verla en el enlace que está arriba.
  • Una vez que ya tenemos la masa fermentada, vamos a enharinar la mesa de trabajo, amasamos un poco y con la ayuda de un rodillo vamos a extenderla formándo un rectángulo de 1 cm de grosor.
  • Enrolla y colócala con la unión del cierre hacia abajo sobre una charola previamente engrasada y enharinada o cubierta con papel para hornear, presiona ligeramente hacia abajo y déjala reposar cubierta durante 1 hora. 
  • Barnízala con una combinación de un huevo y una yema.
  • Con el horno precalentado a 170 °C o 340 °F hornea, hasta que el bizcocho esté ligeramente dorado y al insertar un palillo éste salga limpio. En nuestro caso fue de 25 minutos.
  • Mientras, prepararemos la cobertura con 90 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente y 50 gr de azúcar glass.
  • Integra, suaviza y refrigera mientras está listo el bizcocho.
  • Deja enfriar totalmente el pan sobre una rejilla de metal y una vez frío, haz rebanadas de aproximadamente 2 centímetros.
  • Úntalas con la mezcla de mantequilla por uno de sus lados y espolvoréa un poco de azúcar.
  • Con éstas cantidades nos salieron 13 panes. Como verás es un pan suave, cremoso y delicioso que puede ser el compañero perfecto de café, leche o chocolate.
Te compartimos la video receta:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario