Secciones:

viernes, 21 de octubre de 2016

Pan de muerto tradicional.

El pan de muerto es una bonita tradición que ha sido muy importante en México desde hace muchos años y la mejor manera de disfrutarlo es elaborándolo en casa para preservar la costumbre y las nuevas generaciones conserven bellos recuerdos familiares. Aunque existen diferentes maneras de hacerlo en varias partes del país, aquí te mostramos una receta que produce un delicioso pan dulce suave y aromático que esperamos que te guste.

Ingredientes.
  1. 2 huevos.
  2. 450 gr o el equivalente a 3 tazas y 2/3 de otra taza de harina de trigo previamente cernida.
  3. 150 gr o 3/4 de taza de azúcar.
  4. 15 gr de levadura seca.
  5. 1 cucharadita de ralladura de naranja.
  6. 2 cucharaditas de esencia de azahar.
  7. 60 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  8. 4 gr o 1/8 de cucharadita de sal.
  9. 120 mL o 1/2 taza de leche tibia.

Elaboración.
  • Comienza disolviendo una cucharada de azúcar en la leche tibia e integra la levadura.
  • Déjala reposar cubierta en un lugar tibio durante 10 minutos.
  • Haz un volcán con la harina y ve integrando poco a poco la sal,  el resto del azúcar, la mantequilla,  el agua de azahar, la ralladura de naranja,  los huevos y finalmente la levadura.
  • Amasa hasta que la masa tenga una consistencia suave, elástica y fácil de manejar, si sientes que la masa está un poco pegajosa, puedes agregar un poco de harina extra, yo agregué 10 gr más.
  • En nuestro caso el proceso de amasado fue de aproximadamente 30 minutos.
  • Unta un recipiente con un poco de aceite, coloca la masa y úntala también a ella, cubre el recipiente y déjala reposar en un lugar tibio, hasta que duplique su tamaño, en nuestro caso tardó 2 horas.
  • Dale una amasada final y divídela en porciones de acuerdo al tamaño del pan que desees, reservando una porción que nos servirá para hacer los huesos y esferas del pan.
  • Con un poco de harina vamos a formar los panes, formando bolitas rodándolas con la mano de manera circular para obtener un bollo liso, terso y con los pliegues en la base.
  • En charolas cubiertas con papel para hornear, vamos a dejar reposar los panes, presionándolos ligeramente. 
  • Para moldear los huesos espolvoréa un poco de harina, toma porciones pequeñas de masa, presiónalas por la mitad con el dedo índice y ruédala haciendo presión para dividirla en dos pero sin cortarla.
  • Repite el procedimiento con cada esfera ayudándote con tus dedos índice. Una vez listos colócalos sobre el pan.
  • Para las cabezas sólo forma pequeñas esferas y colócalas sobre los huesos que acabas de hacer.
  • Permite que el pan repose hasta que duplique su tamaño, cubierto con un trapo limpio para que no se reseque la superficie. En nuestro caso fue de 1 hora.
  • Para barnizar el pan, vamos a integrar un huevo con una pizca de azúcar y una pizca de sal. Barniza todos los panes.
  • Con el horno precalentado a 180 °C hornea hasta que los panes se vean ligeramente dorados, en nuestro caso fueron 25 minutos. Con estas cantidades, nos salieron 4 panes individuales.
  • Recién salidos del horno, únta mantequilla derretida y espolvoréalos de azúcar,  grageas o ajonjolí. 
  • Esperamos que te gusten y te animes a prepararlos para preservar ésta hermosa tradición.
Te compartimos la video receta:

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube, a nuestros blogs y síguenos en Twitter, FB, G+ e Instagram @patadegatotv.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario