Río Secreto, 8 años galardonado.

El pasado mes de mayo fuimos invitados a conocer el sistema de cuevas conocido como Río Secreto. La entrada está a pie de carretera y la recepción luce unas limpias, modernas y ordenadas instalaciones con todos los servicios donde nos dan instrucciones acerca del sistema de ríos subterráneos que vamos a conocer con las debidas medidas de seguridad y respeto a la naturaleza para preservarla. Hasta ese momento no hay sorpresas ya que Cancún y Riviera Maya se distinguen por tener parques con instalaciones de nivel mundial. 
Con los compañeros de los medios, a punto de entrar a la cueva.
Se nos informa que debemos tomar una van que nos llevará algunos kilómetros de terracería dentro de la selva donde está la entrada a la gruta. Una vez ahí, existe otra palapa donde están los lockers, baños y vestidores. A petición de nuestros guías, dejamos cámaras y hacemos una rápida visita a los sanitarios, para luego darnos una ducha y eliminar lo más posible sudor, grasa y químicos que podrían afectar al delicado ecosistema subterráneo.

Ya en otras ocasiones hemos conocido y visitado cuevas y grutas en otras partes de México, sin embargo, no habíamos recibido tanto equipo para hacer un recorrido: zapatos para agua, traje de neopreno, chaleco salvavidas, casco y lámpara contra agua nos son facilitados por el parque.

Después de un corto trayecto por un sendero que atraviesa la selva, encontramos una de las entradas al sistema de ríos subterráneos que cuenta con unos pocos pasillos de cemento y barandales, pero ninguna iluminación artificial. Aquí nos dan las últimas medidas de seguridad y nos explican que la cueva está tal como fue descubierta hace algunos años y que conserva la pristinidad natural que existe solo donde no ha pasado el humano.
Escuchando las últimas instrucciones antes de entrar al Río Secreto.
La gruta es espectacular.
Efectivamente, una vez concluida la explicación, encendemos nuestras lámparas del casco y penetramos en un mundo sin pruebas de presencia humana, donde los administradores de Río Secreto han tenido el buen tino de no llenarlo de instalaciones como pasillos, barandales, iluminación artificial o alterarlo más allá de un hilo o "línea de vida" que ayuda a los guías a no perder el camino en un lugar donde es fácil perderse ya que existen múltiples caminos que a primera vista, parecen todos iguales, lo que lo hace un laberinto muy efectivo.

Debido a estos cuidados, por primera vez en nuestra vida, pudimos conocer la fauna que vive en éstas cuevas como pequeños bagres ciegos y otras criaturas, cuyo grado de especialización y adaptación a este hostil ambiente, los hace muy susceptibles a cualquier cambio en el PH, temperatura o presencia de químicos extraños.

Pero la falta de instalaciones no solo protege a estas cuevas, también las convierte en un sitio ideal para las personas que amamos la naturaleza y nos gusta verla tal como había sido antes de la aparición del hombre y despierta en nuestro caso, un sentimiento de aventura y deseo de conservación que no se experimenta fácilmente.
En algunas partes es necesario hacer el recorrido a nado.
Parte del recorrido es sobre partes secas, en otras hay que meterse en el agua y si lo deseas, hay salones con piscinas donde puedes sumergirte hasta el cuello y donde los pies no alcanzan el piso. Una de las actividades más sobrecogedoras que realizamos en esta ocasión, se llevó a cabo en un salón con una piscina de poca profundidad que no nos llegaba a la cintura, sin embargo, los guías nos pidieron que nos relajáramos y nos acostáramos en el agua tomados de la mano, permitiéndonos flotar sin esfuerzo, gracias al chaleco salvavidas. Una vez hecho esto, se apagan todas las lámparas durante un minuto, lo que nos permitió experimentar una sensación única de conexión con la cueva, la tierra y la naturaleza misma.
La conexión que se logra con la naturaleza en Río Secreto es única.
Aunque platicado parece una experiencia muy sencilla, el hecho de estar bajo tierra con una obscuridad y silencio absoluto, provoca las más variadas reacciones en cada tipo de persona, donde algunos derraman lágrimas, otros se liberan de pesadas cargas emocionales, pero nadie permanece indiferente al evento, todo depende de cada quien.

Centro: Otto Von Bertrab, Director General de Rio Secreto
No es de extrañar que por 8vo. año consecutivo Río Secreto tuvo nuevamente el honor de recibir el voto mayoritario de miles de profesionales 
y consumidores de la industria turística para ser considerado como la mejor Reserva Natural , razón por la cual el pasado 1 de julio, recibió por octava vez consecutiva el premio en la reciente entrega de los World Travel Awards como la “Mejor reserva natural de México y CentroAmérica".

Los ganadores fueron seleccionados por un gran número de profesionales de la industria turística y consumidores en todo el mundo quienes votaron vía internet. Establecidos en 1993, los World Travel Awards tienen como propósito elevar los estándares de los servicios que reciben los clientes, son considerados los “Óscares de la Industria del Turismo”.
Río Secreto es una maravillosa experiencia que tienes que vivir.
Por nuestra parte, estamos maravillados con esta experiencia que te recomendamos ampliamente y quedamos ansiosos de regresar para poder grabar y hacer la video guía correspondiente, donde te mostraremos a más detalle ésta belleza natural.

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube, a nuestros blogs y síguenos en Twitter, FB, G+ e Instagram @patadegatotv.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario