Secciones:

lunes, 23 de mayo de 2016

Así fue la Travesía Sagrada Maya 2016 (Fotogalería)

Durante la época de los mayas, era tradición hacer una peregrinación a la isla de Cuzamil (hoy Cozumel) partiendo del puerto de Polé (hoy Xcaret) para acudir al santuario de la diosa Ixchel, pedir su bendición y para indagar la fortuna que le esperaba a su pueblo a través del oráculo que representaba este templo.
Mercado de Polé, donde los visitantes pudieron practicar el trueque.
En Polé se instalaba un mercado donde se podían adquirir diversos productos de intercambio de toda la región maya a cambio de otros artículos (trueque) o granos de cacao que, por su importancia, era la moneda habitual entre varias culturas mesoamericanas.
Sin embargo, a raíz del colapso de la cultura maya y la posterior conquista de la región por los españoles, esta peregrinación dejó de realizarse y se convirtió en un recuerdo documentado sólo en la piedra, algunas crónicas y los pocos códices sobrevivientes del holocausto literario que llevaron a cabo los frailes españoles.
Ceremonia de despedida a los canoeros.
La buena noticia es que desde hace 10 años, Experiencias Xcaret con ayuda del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha dado a la tarea de rescatar esta antigua tradición que no se había realizado en 5 siglos y con ayuda de estos prestigiados institutos, reproducirla lo más apegado posible a la peregrinación original.
Dicha peregrinación es realizada por voluntarios que se entrenan arduamente durante 6 meses para poder resistir la dura prueba que significa el atravesar remando el canal de Cozumel que mide 30 kilómetros de ancho y por donde cruza una poderosa corriente con dirección norte.

Rostros de guerreros.
Como podrás ver en las siguientes fotografías, los voluntarios -de todas las edades- muestran en su rostro el entusiasmo, valor y decisión que se necesita, previo a la dura prueba que les espera.








Como antaño, la travesía inició en Xcaret a las 5:30 de la mañana donde los visitantes fueron obsequiados a la entrada con granos de cacao para que pudieran utilizarlos en el mercado de Polé, instalado cerca de la playa donde los canoeros partirían hacia la peregrinación y donde se ofrecieron variados productos. Desde frutas y vegetales como maíz y naranjas, hasta el poderse retratar con boas y guacamayas.
Antes de iniciar la travesía, en el sitio dentro del parque conocido como Dos Playas, se lleva a cabo una ceremonia de purificación y solicitud de bendición a la diosa Ixchel para que proteja a los intrépidos peregrinos en la dura prueba que les espera.
Animados por el público y sus familias, en medio de un gran júbilo y algarabía, los canoeros salen de Xcaret para enfrentarse al Xibalbá, es decir el inframundo maya donde los señores que rigen este reino, harán lo posible por evitar que cumplan con su misión de llegar con bien a Cozumel para visitar el templo de Ixchel.
Este año por lo visto, los señores de Xibalbá estaban decididos a lograr su objetivo ya que los peregrinos tuvieron que enfrentar una poderosa contra corriente y grandes olas, algunas de más de 2 metros.
Cabe señalar que a diferencia de los canoeros originales, nuestros valientes participantes actuales cuentan con la ayuda de varias embarcaciones de apoyo y rescate con médicos, paramédicos, buzos y expertos marinos que están con ellos todo el tiempo en caso de ser necesario. También las canoas no son de madera para evitar el utilizar árboles reales, sino que son de fibra de vidrio con un diseño que las hace más livianas, estables e hidrodinámicas.
Pero, a pesar de todo este apoyo y tecnología, este equipo no puede defenderlos del descomunal esfuerzo que implica remar dicha distancia en las condiciones marítimas que lo hicieron este año.
Felizmente, 8 horas y media después de su partida de Xcaret, llegaron las 40 canoas al parque Chankanaab donde nuevamente fueron recibidos con una gran alegría, donde los guerreros tuvieron una ceremonia a puerta cerrada y donde debían de descansar antes de su retorno al día siguiente.
Así, en la mañana y aprovechando la corriente que el día anterior les fue tan adversa, los guerreros nuevamente cruzaron el canal de Cozumel y a remo firme, llegaron a la 1:00 p.m. a Xcaret donde una gran comitiva de familiares, autoridades y público en general los esperaba para darles la bienvenida de héroes que se merecen, acompañados de una gran ceremonia maya para agradecer a Ixchel el haberlos protegido y que hayan completado con bien su proeza.





En Pata de Gato TV felicitamos a Experiencias Xcaret por su constante y positiva promoción de la cultura mexicana en todas sus etapas: desde nuestras antiguas raíces mesoamericanas, hasta el México moderno con una filosofía sustentable y tecnología de vanguardia.

Si deseas más información para participar como público o canoero en la siguiente Travesía Sagrada Maya, visita www.travesiasagradamaya.com.mx.

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube, a nuestros blogs y síguenos en Twitter, FB, G+ e Instagram @patadegatotv.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario