Secciones:

sábado, 28 de marzo de 2015

Los cenotes de la Península de Yucatán.

El resultado de una colosal explosión.
Según los geólogos, hace 65 millones de años, un meteorito de 10 kilómetros de diámetro chocó frente a las costas del puerto de Chixulub y provocó la explosión más formidable que se haya registrado en la historia del planeta. Más grande que cualquier erupción volcánica, más poderosa que cualquier bomba atómica y que se cree que provocó una extinción masiva de plantas y animales (incluyendo a los dinosaurios).
Recreación del momento del impacto. University of Arizona, Space Imagery Center.

Sin embargo, otra consecuencia y gracias al tipo de suelo que tiene la península, se formó el sistema de rios subterráneos más grande del mundo.



¿De dónde sale el cenote?
La palabra cenote se deriva de la palabra tz'ono'ot que en maya yucateco quiere decir "hoyo con agua". En algunas ocasiones se derrumba parte del techo de uno de estos ríos subterrános y queda al descubierto el agua que circula bajo tierra. Dependiendo de la edad del derrumbe, el acceso al cenote puede ser una gran abertura como el cenote Ik Kil o un estrecho acceso como los cenotes en Cuzamá.

Los cenotes no son exclusivos de la Península de Yucatán, pero son famosos por que se cree que son miles los que existen, dato no confirmado, ya que todavía hay muchos sin explorar, que están perdidos dentro de la densa jungla.

Sin embargo, muchos se han hecho famosos por su tamaño, por sus caprichosas formas o por su historia.

Para los mayas, los cenotes eran acceso al Xibalba o inframundo maya, donde moran los muertos, por lo tanto eran sagrados y arrojaban ofrendas para honrar a los señores de Xibalba como era el caso del Cenote Sagrado en la zona arqueológica de Chichén Itzá o la gruta de Balancanché que está cerca de Chichén y que se cree que era un lugar de reunión secreto para los altos sacerdotes.

Este inframundo maya también era muy importante dentro de su cosmogonía, ya que, de acuerdo a sus creencias, dos de sus dioses principales, los gemelos Hunahpú (cerbatana) e Ixbalamqué (joven jaguar) descendieron a este mundo para llevar a cabo un juego de pelota en contra de estos seres, para surgir victoriosos y convertirse en el sol y la luna.

En nuestro caso y aunque estamos conscientes de que nadie puede conocer todos los cenotes que existen en la península, ha sido una maravillosa experiencia documentar los que llevamos a la fecha y no podríamos decir que tenemos un favorito, ya que cada uno tiene su belleza. Por ejemplo, Valladolid en Yucatán tiene varios cenotes, dentro y fuera de la población y todos son hermosos:


Mención especial merece el cenote Dzul Há o caballero del agua que está dentro de la hermosa hacienda de Sotuta de Peón y que te permite viajar en el tiempo desde que se produjo el impacto, hasta la época de la revolución mexicana, ya que la hacienda fue completamente remodelada, respetando los muebles y decoraciones de principios del siglo XX.
Sin embargo, no todas la cuevas están inundadas y existen asombrosas grutas donde se pueden descubrir impresionantes paisajes bajo tierra. Cuando conocimos las grutas de Lol Tun, no esperábamos la vista que encontramos en el Salón de las Inscripciones que nos dejó con la boca abierta.
Aunque existen otros cenotes que sirven para refrescarse después de recorrer el calor de una zona arqueológica como Tulum:
Sin embargo, aunque no existen ríos sobre la superficie, si existen lagunas dentro de la península de una belleza incomparable, como la Laguna Mojarras en la población de Pac Chén:
O como la zona arqueológica de Cobá que está rodeada de cuerpos de agua:
No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube, a nuestros blogs y síguenos en Twitter, FB, G+ e Instagram @patadegatotv.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario