Como crear colores a partir de los 5 básicos.

¿Sabías que todos los colores que se usan en repostería o inclusive para pintar una casa o un cuadro, utilizan el mismo principio de combinación a partir de 5 básicos? Con excepción de los colores de fantasía (fosforescentes o metálicos por ejemplo), todos los demás pueden crearse haciendo combinaciones inteligentes entre el rojo, azul, amarillo, negro y blanco.

Los colores que te mencionamos arriba se llaman primarios porque no se pueden obtener de combinar otros colores, es decir, esos colores son la base a partir de la cual se crean todos los demás colores. Si combinas cualquier color primario con otro primario, obtienes los colores secundarios y obviamente de los secundarios se obtiene el terciario que es el café, de acuerdo a la siguiente imagen:


Como puedes ver, dependiendo del color secundario que desees, son los primarios que necesitas, así que si quieres obtener NARANJA, debes mezclar amarillo y rojo, para el VERDE necesitas amarillo y azul y para el MORADO ocuparás rojo y azul. Finalmente combinando los tres secundarios y dependiendo de las proporciones, obtendrás distintos tonos de café.

Una cosa importante que debes tener en cuenta es que el negro es un color primario y no se puede obtener ni mezclando grandes cantidades de los otros colores, sólo obtendrías un café obscuro y un material muy diluido por agregar demasiados colorantes.

Ahora, dependiendo de las proporciones que utilices de cada color, será el resultado que obtengas. Te compartimos la siguiente tabla que está en tamaño carta para que la puedas descargar e imprimir y la tengas cerca de ti cuando hagas combinaciones de color:

La tabla se lee de izquierda a derecha y sin importar el material que vayas a colorear, de preferencia debes de empezar con un material de color blanco, ya sea queso crema, crema de mantequilla, fondant, yeso o pintura blanca porque de ahí es más fácil crear todos los demás colores y obtener el tono deseado.

En la parte superior de la tabla están cuatro barras de colores que muestran que se obtiene de mezclar el blanco con los colores primarios, así que si deseas un amarillo claro, debes agregar poco a poco este tono a tu base blanca hasta llegar a un amarillo intenso, a partir de ahí, si lo quieres más obscuro, debes agregar pequeñas cantidades de negro hasta obtener el tono deseado. De igual manera sucede con los demás primarios, incluyendo toda la gama de grises.

En las barras que le siguen, se muestra la creación de colores secundarios a partir de los primarios. Una cosa importante es que si vas a combinar colores primarios, debes de empezar por el tono más claro, o sea, si el secundario que deseas utiliza amarillo, empieza agregando este tono y luego el primario que le sigue en intensidad. Ejemplo: en la barra superior se observa que para obtener el naranja, se inicia con amarillo y se va agregando rojo hasta llegar al naranja deseado. Si se desea un naranja obscuro, se inicia con amarillo, luego el rojo y finalmente el negro.

Siguiendo esta lógica, para crear algún tono de café, debes de empezar agregando a tu base blanca amarillo, luego rojo y finalmente azul que es el más intenso de los tres, a menos que vayas a utilizar también negro que deberás agregar después de los anteriores, como se ve en las últimas dos barras.

Muy importante: haz tus combinaciones poco a poco y con cuidado (especialmente si agregas color negro) porque si empiezas a tener un tono más obscuro de lo que deseas NO podrás volverlo a aclarar, ni siquiera agregando blanco, ya que si agregas blanco a una combinación a la que ya agregaste negro, obtendrás tonos grisáceos.

Esperamos que ésta información te sea útil y si te gustó, nos ayudes a compartirla ¡Gracias!

Te compartimos aquí nuestro video de combinación de colores:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario