Secciones:

sábado, 21 de febrero de 2015

8 beneficios de viajar.

¿Tiene algún fin práctico viajar?

Hace algunos días platicamos con el hermano de un amigo que tiene muchos deseos aunque poca experiencia en viajes y nos hizo una muy buena pregunta: ¿para qué sirve viajar? aprovechando que los que estábamos presentes hemos tenido algunas experiencias de viaje, tanto nacionales como internacionales, enumeramos algunas ventajas y maneras de viajar:

1- Viajar te hace adaptable.

A lo largo de la historia del planeta, la naturaleza nos ha enseñado que los organismos que mejor sobreviven NO son los más fuertes, grandes, veloces o feroces, sino los más adaptables. El salir de tu "zona de confort", es decir, el entorno que ya conoces, incluidos los lugares, la gente, las costumbres, el idioma o el clima te obliga a observar, aprender, adaptarte, es decir, a sobrevivir y aunque no es necesario que te vayas de explorador a alguna jungla o desierto inexplorado, el ajustarte (aunque sea por unos días) a una ciudad diferente, desarrolla estas habilidades. Claro que las habilidades serán mayores entre más lejos viajes, pero puedes hacerlo de manera progresiva.

2- Tu mentalidad se hace más amplia.

Al viajar, te das cuenta que existen otras maneras muy diferentes a las que ya conocías para la vida diaria. Lo que más disfrutamos de los viajes es conocer, platicar y observar a las personas de otros lugares para ver como han desarrollado su vida diaria, como se han adaptado a las condiciones de su entorno, como interactúan entre otros individuos de su misma sociedad. También reconocerás patrones de conducta que te son familiares y verás que personas que pareciera que tienen habilidades "supernaturales" en realidad son gente como cualquiera que encuentras en otro país, pero con una actitud hacia la vida distinta a lo que estabas acostumbrado.

3- Aprendes cosas nuevas.

El conocer otro tipo de personas te permite ver otras maneras de resolver problemas con los que tal vez tienes que lidiar todos los días o alguna manera completamente distinta de vivir o encarar a la vida y que no habías visto o no se te había ocurrido que fuera posible.

De la misma forma, también te das cuenta que cosas "no funcionan" para ti y es muy valioso si ves reflejado en alguien más alguna característica o hábito que no te habías dado cuenta que podría no ser muy conveniente tener.

4- Te hace empático a otras personas.

Muchas veces se ha dicho que la tolerancia y el respeto son la base de una buena convivencia. Una vez que has conocido personas con otras costumbres y te das cuenta que todas las sociedades tienen cualidades y posibles "defectos", entonces empiezas a aceptar a la gente tal cual es, sin sentirte superior o inferior a los demás. Simplemente te das cuenta que todos somos sólo humanos.

5- Te vuelve más receptivo a nuevas ideas.

Sin embargo, cuando te das cuenta que puedes adoptar nuevas costumbres positivas y que te empiezas a sentir como una mejor persona al adoptar hábitos que te benefician a ti y a los que te rodean, es mucho más probable que escuches de una manera más abierta cuando alguien llegue con alguna idea nueva.

6- Te haces más observador.

Aunque también obtienes la ventaja de ser más analítico y tendrás más y mejores elementos para analizar y aceptar o descartar esas nuevas ideas que te quieran exponer.

7- Aprecias mejor las bellezas en tu propio lugar de residencia.

Al conocer los atractivos de otros lugares, al regresar te podrás dar cuenta más claramente de los que existen cerca del lugar donde vives y que por la costumbre, posiblemente nunca notaste lo que también te hace más sensible y perceptivo de tu entorno.

8- Es algo que siempre estará contigo.

Una de las pocas cosas que podemos llamar "nuestras" son los recuerdos, todas las experiencias y conocimientos que adquieras durante un viaje serán tuyos siempre y aunque compartas con los demás lo que viviste, siempre habrá momentos, anécdotas y detalles que sólo tú viviste y que no podrás (aunque quieras) transmitir a quien te está oyendo o leyendo. Por eso necesitas salir a buscar tus propios recuerdos, no existe libro o revista de viajes que sustituya la experiencia de visitar algún lugar que te interese. En la película Mente Indomable (Good Will Hunting), el personaje de Robin Williams le dice a Matt Damon: "Podrás describir de memoria la Capilla Sixtina por haberlo leído en algún libro, pero no podrás describir la sensación de haber estado ahí".

Venecia, Italia.
Pero viajar sale muy caro.
Viajar no es un gasto, sino una inversión debido a las ventajas enumeradas arriba, estás habilidades son muy útiles en la vida diaria, sin embargo, para viajar no es necesario que te hospedes en el Burj Khalifa de Dubai, tomar una crucero de lujo, ni siquiera hay que ir al otro lado del mundo. Cuando vivíamos en Los Cabos, Adriana y yo teníamos un presupuesto muy limitado, aún así, salíamos a pasear los fines de semana: desayunábamos en nuestro departamentito, nos llevábamos unos sandwiches con agua fresca en una hielera y nos salíamos a descubrir. Así vivimos muchas anécdotas (algunas buenas, otras aleccionadoras) que nos hicieron más sagaces y conocimos varios hermosos parajes y playas, desconocidos para la mayoría, sin gastar mucho dinero.

Los hábitos de viajar se van desarrollando con cada recorrido que hagas, inclusive a la ciudad o pueblo vecino. Muchas personas viajamos con un presupuesto limitado y hemos encontrado la manera de reducir los costos del viaje sin sacrificar las comodidades básicas o la seguridad. Puedes ver nuestro video de consejos antes de viajar:



Haz un itinerario.
Nosotros te recomendamos que planees que lugares quieres conocer dentro de tu viaje, siendo realista y procurando no abarcar demasiado si tienes poco tiempo de viaje, porque nos ha pasado que quiere uno conocer mucho y por andar corriendo, sólo termina uno cansado y al final no conoces bien el lugar al que fuiste.

Reserva con anticipación.
Templo Senso-ji, Asakusa Japón.
Vivimos en la maravillosa era de las comunicaciones digitales, por lo que estás a un click de distancia de conocer los atractivos de cualquier ciudad o país que te interese, además de poder reservar desde tu página favorita, el hotel que se ajuste mejor a tus intereses o presupuesto, con la ventaja adicional  de que si llevas desde casa el hotel, el medio de transporte y posiblemente la renta de un automóvil en el lugar al que vas, te ahorrarás mucho tiempo y dinero ya que no tendrás que llegar a buscar donde quedarte y como moverte, además de que generalmente por internet se encuentran mejores precios, más opciones y reseñas de personas que ya han visitado el lugar al que vas.

Usa el transporte público.
Si tu plan es visitar una ciudad, te sugerimos que mejor no rentes coche. Hay ciudades en las que es mejor no tener auto, ya que tienen calles estrechas, señalizadas en el idioma local o los cajones de estacionamiento son pocos y caros, por lo que tardarás más en estacionarlo que en lo que disfrutas la atracción. Tal es el caso de París, Tokio o Venecia.

¡Los supermercados son el paraíso de los viajeros!
No importa a que país viajemos, lo primero que buscamos después del hotel, son los supermercados cercanos al mismo, porque ahí nos abasteceremos de bebidas, alimentos y botanas para las largas caminatas que nos esperan, a precios mucho más reducidos que si compráramos en las zonas turísticas. De esta manera, hemos tenido maravillosas cenas románticas con sandwiches y jugos de cartón, viendo el atardecer frente al Canale Grande en Venecia o una deliciosa comida de Onigiris junto al castillo Nijo en Kioto.
Estados Unidos.
Pero no olvides empacar lo más importante.
Independientemente del presupuesto con el que cuentes para viajar, de todo lo que que empaques, las dos cosas más importantes que no debes olvidar son: una mentalidad abierta para aprender y muchas ganas de divertirte. ¡Buen viaje!

Esperamos que te gusten nuestros artículos y nos ayudes compartiéndolos en tu red social favorita. No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube, a nuestros blogs y síguenos en Twitter, FB, G+ e Instagram @patadegatotv.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario